Tus “must have” de costura para un corte perfecto

En moda se utiliza el anglicismo “must have” para referirse a esos imprescindibles que debes tener en tu armario. Pues hoy, te voy a hablar de 3 “must have” que debes tener en tu costurero:

El cúter rotatorio, la base de corte y la regla de patchwork.
Reglas, cúter rotatorio y base de corte

El cúter rotatorio es una herramienta muy práctica que te facilitará muchísimo el trabajo a la hora de cortar con precisión las piezas de tela. Te recomiendo que tan sólo lo utilices para cortar telas y evites cortar guata con él, acabarás estropeando la base de corte y la cuchilla perderá antes su filo. Mantenlo siempre en su posición cerrada para evitar cualquier percance y cambia la cuchilla cuando veas que tienes que ejercer demasiada presión para poder cortar con facilidad las telas. 

La base de corte siempre debe acompañar al cúter. Protegerá la superficie donde vayas a cortar, además de evitar que la cuchilla del cúter se estropee. Existen de diferentes medidas, desde DIN A4 hasta DIN A1, aunque te aconsejo que si tienes espacio, elijas la de mayor tamaño, no te arrepentirás. Para mantenerla en buen estado, debes dejarla siempre en posición horizontal y sobre una superficie plana.

La regla de patchwork es muy útil por sus divisiones en centímetros o pulgadas en todos sus lados. Al tener cade uno de sus bordes rectos, facilita el poder apoyar la cuchilla del cúter y que nos sirva de referencia para cortar sin torcernos. Si sabemos usarla de forma adecuada nos ahorrará tener que marcar la tela para saber por donde cortar. También las puedes encontrar en diferentes tamaños, pero mis favoritas son las de 60×15 cm, 30×15 cm y 10×10 cm.

Te invito a que veas estos 3 vídeos donde te muestro diferentes formas de utilizar estas 3 herramientas que, una vez hayas probado, seguro que se convertirán en tus “must have” de corte para siempre 😉📏✂️ .

2 comentarios en “Tus “must have” de costura para un corte perfecto”

    1. Me alegra mucho que sigas con tanta atención todo lo que escribo. ¡Muchas gracias Amalia!

Los comentarios están cerrados.

Scroll al inicio