La tensión del hilo (II)

Os voy a proponer que hagáis un ejercicio para ayudaros a regular de forma correcta la tensión del hilo superior. Para ello deberéis utilizar hilo de distinto color en la bobina superior y en la canilla. En el ejemplo yo he utilizado hilo rojo en la bobina superior y crudo para la canilla.

Con la puntada recta seleccionada, empezad a coser seleccionando la tensión del hilo al 2. Después volved a coser pespuntes paralelos e id aumentando la tensión en cada uno de ellos.

Ahora fijaros muy bien en los pespuntes que habéis cosido. Veréis que por el derecho de la tela (primera imagen) son muy parecidos y su apariencia es correcta. Sin embargo, si le dais la vuelta y observáis el reverso de la tela (segunda imagen), podréis apreciar notables diferencias en los diferentes pespuntes:

  • A menor tensión del hilo superior, éste (el hilo rojo) se aprecia por el reverso de la tela.
  • Con una tensión correcta, que en este caso sería la media, ya no se ve el hilo superior.
  • Con una tensión demasiado elevada, el hilo frunce ligeramente la tela y la puntada se hace más pequeña.

Es importante que hagáis un buen ajuste de la tensión para que la costura no quede ni demasiado apretada y haga frunces o por el contrario, que quede demasiado floja y se pueda descoser con facilidad. Recordad que la puntada siempre debe verse igual de equilibrada por el derecho que por el revés y no siempre sirven los mismos ajustes para cada tipo de tela.

Carrito de compra
Scroll al inicio