Aprovecha los retales I

Guarda los restos de tela que te van sobrando y para luego combinar piezas distintas en una misma labor, dará un toque más personal y refinado a tu proyecto.

Aunque te parezcan estrechos o pequeños, no tires los restos de tela que te han sobrado de otras labores. Seguramente encontrarás la ocasión para utilizarlos. Puedes organizarlos por color y tamaño en bolsas transparentes.

A mí personalmente, me gusta combinar dos piezas distintas en neceseres, fundas y bolsas o incluso aplicar una tira estrecha a modo de ribete en los bolsillos. Puedes utilizar el mismo tipo de tela en diferentes colores o mezclar distintos tipos de tejido, aunque si te decantas por esta última opción te recomiendo que utilices tejidos de un grosor similar.

Tal vez estarás pensando que unir piezas te dará más trabajo 🤷🏻‍♀️, pero recuerda que los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *