Aprovecha los retales II

Combina distintos tejidos en una misma labor

Este es uno de mis trucos para aprovechar retales y además lograr una buena combinaciones de colores.

Debes tomar como punto de partida un tejido que contenga distintos colores. Después busca telas lisas o «falsos lisos» que sean de los tonos que contiene ese tejido que hemos seleccionado como principal.

En moda se habla de un falso liso cuando un tejido tiene un pequeño motivo que se repite y que no destaca demasiado sobre el fondo, apreciándose apenas desde lejos y pareciendo que la tela sea totalmente lisa.

Aprovecha los retales I

Guarda los restos de tela que te van sobrando y para luego combinar piezas distintas en una misma labor, dará un toque más personal y refinado a tu proyecto.

Aunque te parezcan estrechos o pequeños, no tires los restos de tela que te han sobrado de otras labores. Seguramente encontrarás la ocasión para utilizarlos. Puedes organizarlos por color y tamaño en bolsas transparentes.

A mí personalmente, me gusta combinar dos piezas distintas en neceseres, fundas y bolsas o incluso aplicar una tira estrecha a modo de ribete en los bolsillos. Puedes utilizar el mismo tipo de tela en diferentes colores o mezclar distintos tipos de tejido, aunque si te decantas por esta última opción te recomiendo que utilices tejidos de un grosor similar.

Tal vez estarás pensando que unir piezas te dará más trabajo 🤷🏻‍♀️, pero recuerda que los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.

Comprueba que la puntada sea correcta y la adecuada para tu labor

Las máquinas de coser disponen de diferentes tipos de puntadas adecuadas para coser cada tipo de tela o labor. Es importante que las conozcas bien y sepas seleccionar la que te dé un mejor resultado en cada proyecto.

La puntada recta y el zig-zag son las que más vas a utilizar, pero también existen otro tipo de puntadas que te serán muy útiles, como la puntada para dobladillos invisibles o la puntada de overlock triple. Consulta el manual de tu máquina de coser para ver qué posibilidades te ofrece.

Te recomiendo que antes de empezar a coser una labor hagas una prueba en un retal para comprobar que tenemos la máquina ajustada con los parámetros adecuados. Si empiezas a coser a máquina y ves que la puntada no queda bien, vuelve a hacer todo el recorrido del hilo hasta enhebrar de nuevo la aguja y vuelve a colocar la canilla. Recuerda que la puntada debe verse igual por delante que por detrás.

Es importante que en el caso de la puntada recta sepas seleccionar el largo adecuado, entre el 2,5 y 3 mm es un largo intermedio que te servirá para la mayoría de labores, pero si vas a coser un tejido muy grueso te recomiendo que selecciones un largo mayor, prueba entre el 3,5 y 4 mm, el acabado será más profesional. Sin embargo si vas a coser un tejido muy fino, mejor elige un largo entre 2 y 2,5 mm.

En el caso de la puntada de zig-zag puedes variar la longitud y también la anchura, aunque no todas las máquinas ofrecen esta última posibilidad, sobretodo las más básicas. Que selecciones un largo y ancho determinado dependerá del tipo de tejido que vayas a coser. Te recomiendo una vez más que hagas una prueba antes.

La plancha, una gran aliada de la costura

Ten siempre a mano la plancha cuando vayas a coser, te ayudará a obtener un resultado impecable en tu labor. Si antes de empezar a trabajar, planchas muy bien las telas que vas a utilizar, verás como te resulta más fácil marcar el patrón y cortarlo.

Cada vez que cosas una costura, plánchala para que quede bien asentada. Puedes plancharla abierta o toda hacia un lado, dependerá de la labor que estés haciendo.

Y para no llevarte sorpresas, haz una prueba en un pequeño retal de la tela que estás utilizando para graduar la temperatura y comprobar si se hacen brillos. En este último caso, recuerda poner un paño encima de la labor para no estropearla o bien, plánchala por el revés.

Si no dispones de demasiado espacio o te da pereza montar la tabla de planchar, te puedes fabricar una pequeña tabla auxiliar con una madera, algo de guata y una tela resistente. La puedes tener siempre a mano al lado de tu máquina de coser. Yo tengo una y me va de maravilla 😉

Y un último truco o consejo para planchar y que te facilitará mucho el trabajo, es que te fabriques, aunque también la puedes comprar, una plantilla con varias líneas a diferentes distancias del borde para marcar dobleces con la plancha y te queden siempre a la misma anchura. Te puedo asegurar que se ha convertido en una indispensable en mis clases. Tan sólo necesitas una cartulina y… no te preocupes que no se quemará, soporta muy bien las altas temperaturas.🌡️

El margen de costura es importante

En mis clases de iniciación siempre hablo de dejar un margen de costura adecuado. Para las que estáis empezando es muy importante que asimiléis este concepto, ya que un margen de costura escaso puede estropear una labor. Dejar 1 cm es lo más habitual, aunque si estás confeccionando ropa te recomiendo que dejes unos 2 cm por si tuvieras que retocar y ensanchar la prenda.

Es importante que a la hora de coser no lo hagas demasiado cerca del borde de la tela porque la costura podría terminar descosiéndose con el uso y el desgaste.

Te recomiendo que dejes siempre el mismo margen en las piezas que vayas a unir, no lo calcules a ojo porque aunque parezca que en un principio vayas a ahorrar unos minutos, después, cuando vayas a unir las piezas, tendrás que invertir más tiempo en encajarlas y también te será algo más difícil coserlas.

Si dejas 1 cm en una pieza, a la que la vayas a unir también déjale el mismo margen. Verás que te resultará mucho más fácil unirlas porque todo encajará de forma natural y además, al coserlas podrás utilizar las guías que tiene la máquina en su placa metálica. Estas guías te indican la distancia a la que se encuentran con respecto a la aguja. Es decir, desde la primera línea a la aguja hay una distancia de 10 mm, de la segunda 15 mm, de la tercera 20 mm… Algunas máquinas indican las medidas tanto en milímetros como en pulgadas.

Y para terminar, mi último consejo es que emplees tanto tiempo en preparar la labor como en coserla, todo el proceso es importante. A veces nos da la sensación de que hemos perdido mucho tiempo marcando y cortando, pero no es así, todos estos pasos forman parte de la confección y de este rato de dedicación dependerá el buen resultado de nuestra labor.

Hilvanes, alfileres, pinzas…tus mejores aliados

Es cierto que, si tenemos mucha práctica cosiendo a máquina, muchas veces no es necesario ni siquiera utilizar alfileres para sujetar las piezas que vamos a coser. Pero si eres principiante, te recomiendo que te acostumbres a hilvanar o sujetar con alfileres o clips de costura, aquello que vas a coser y así evitar que se muevan las telas cuando estás delante de la máquina.

Puedes colocar los alfileres perpendiculares a la costura que vayas a coser, así no te hará falta quitarlos a medida que vayas cosiendo. ¡Verás como la aguja los salta y no se rompen! Bueno, alguna vez se rompe alguno, pero no es lo habitual 😅.

En el caso que tengas que coser una costura curva, te recomiendo que la hilvanes antes. De este modo te asegurarás que las piezas no se muevan y la unión te quede perfecta. En el caso de unir materiales que no se pueden prender con alfileres porque pueden quedar agujereados, existe un tipo de pegamento cuya función es la de unir de manera provisional las piezas que vayas a coser.

Como ves, tienes varias alternativas, elige la más adecuada para cada labor.

Tus “must have” de costura para un corte perfecto

En moda se utiliza el anglicismo “must have” para referirse a esos imprescindibles que debes tener en tu armario. Pues hoy, te voy a hablar de 3 “must have” que debes tener en tu costurero:

El cúter rotatorio, la base de corte y la regla de patchwork.
Reglas, cúter rotatorio y base de corte

El cúter rotatorio es una herramienta muy práctica que te facilitará muchísimo el trabajo a la hora de cortar con precisión las piezas de tela. Te recomiendo que tan sólo lo utilices para cortar telas y evites cortar guata con él, acabarás estropeando la base de corte y la cuchilla perderá antes su filo. Mantenlo siempre en su posición cerrada para evitar cualquier percance y cambia la cuchilla cuando veas que tienes que ejercer demasiada presión para poder cortar con facilidad las telas. 

La base de corte siempre debe acompañar al cúter. Protegerá la superficie donde vayas a cortar, además de evitar que la cuchilla del cúter se estropee. Existen de diferentes medidas, desde DIN A4 hasta DIN A1, aunque te aconsejo que si tienes espacio, elijas la de mayor tamaño, no te arrepentirás. Para mantenerla en buen estado, debes dejarla siempre en posición horizontal y sobre una superficie plana.

La regla de patchwork es muy útil por sus divisiones en centímetros o pulgadas en todos sus lados. Al tener cade uno de sus bordes rectos, facilita el poder apoyar la cuchilla del cúter y que nos sirva de referencia para cortar sin torcernos. Si sabemos usarla de forma adecuada nos ahorrará tener que marcar la tela para saber por donde cortar. También las puedes encontrar en diferentes tamaños, pero mis favoritas son las de 60×15 cm, 30×15 cm y 10×10 cm.

Te invito a que veas estos 3 vídeos donde te muestro diferentes formas de utilizar estas 3 herramientas que, una vez hayas probado, seguro que se convertirán en tus «must have» de corte para siempre 😉📏✂️ .

Antes de empezar a coser, hazte un esquema de la labor

Ficha con información técnica de la labor

Te servirá para organizarte y saber qué material vas a tener que comprar. Dibuja en un papel las piezas o patrones que formarán la labor, te ayudará a saber la cantidad de tela que vas a necesitar.

Puedes hacerte una especie de «ficha técnica» como las que usamos los diseñadores cuando empezamos a trabajar con un diseño. En ella podrás especificar todos los datos necesarios que te ayudarán a desarrollar la labor e incluso puedes escribirte los pasos de confección. Si te acostumbras a hacerlo, verás que cuando quieras repetir el mismo proyecto, te ahorrarás mucho tiempo en pensar cómo lo hiciste por primera vez.

Te dejo una ficha técnica que puedes utilizar como plantilla para todos los proyectos de costura que hagas. Espero que te sea de utilidad 😉.

Ficha para costura ideaModa
Ficha de costura ideaModa. Haz click en la imagen para descargarla.

Si te quieres iniciar en la costura, elige proyectos sencillos

Bolsa para la merienda

Si estás empezando a coser a máquina, no seas demasiado ambicios@ eligiendo proyectos muy complicados. Busca labores en las que puedas coser costuras rectas porque te será más fácil manejarte con la máquina.

Empieza con una bolsa para la merienda o una bolsa para ir a la compra, no tienen demasiada complicación y verás que el resultado es muy profesional. Verás que aquellas labores que se cosen por dentro y luego hay que girarlas, esconderán bastante bien los «fallos», si es que los tienes.

Aquí te dejo varias labores que enseño en mis clases de iniciación a la costura a máquina. Son muy sencillas y te servirán para coger seguridad con la máquina.