Tutorial estuche fácil (nivel iniciación)

Ésta es una buena práctica que siempre aconsejo a mis alumnas para aprender a coser cremalleras. Con dos retales de fieltro y una cremallera, puedes hacerte un estuche bien «resultón» 😉

Material necesario:

  • 2 retales de 21×12 cm de fieltro
  • 1 cremallera de 20 cm
  • 5 cm de cinta
  • 1 anilla

Cortaremos dos piezas de fieltro de la medida indicada. El margen de costura en este caso ya está incluido.

Colocaremos la cremallera en la parte superior de una de las piezas de fieltro, pero cuidado, debe coincidir el derecho de la cremallera con el derecho de la pieza de tela. Además, ajustaremos muy bien la cremallera con el borde izquierdo y el borde superior del fieltro.

Fijaremos muy bien la cremallera, para que no se mueva al coserla a máquina, con pinzas o hilvanándola.

Colocaremos el prensatelas para coser cremalleras y empezaremos a coser desde el borde superior de la tela hasta el final. Fijaros bien que para coser recto es importante que tomemos como referencia el canto derecho del prensatelas que nos coincidirá con el con el borde de la cremallera.

Ahora procederemos a colocar la otra pieza de fieltro en la otra parte de la cremallera.

Sujetaremos muy bien la cremallera y el fieltro y coseremos a máquina como hemos hecho anteriormente con la otra parte.

Una vez tengamos cosida la cremallera en ambas partes, plancharemos un poco por detrás las costuras para que nos queden bien asentadas y no se vayan hacia los dientes de la cremallera. Después para asegurarlas, paseremos un pespunte a unos milímetros del borde, como veis en la foto.

Y ya casi tendremos nuestro estuche terminado. Fijaros que nos tiene que quedar abierto así.

Antes de cerrarlo vamos a colocar la cinta doblada en lado izquierdo, justo por debajo del tirador de la cremallera, a 1,5 cm más o menos y la fijaremos con un pespunte o con un par de puntadas a mano

Pues ya podemos cerrar el estuche cosiendo los laterales y la base tal y como indico en la foto. Recuerda siempre dejar la cremallera abierta para poder luego, darle la vuelta. Una vez lo tengamos cosido, cortaremos el sobrante de cremallera y las esquinas de la parte inferior.

Cuando le hayamos dado la vuelta, tan sólo nos quedará colocar la anilla en la cinta que hemos cosido en el lateral.

Publicado en: Blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *