Tutorial cesto de tela (nivel iniciación)

Continuando con labores fáciles, esta vez os propongo confeccionar un sencillo cesto de tela reversible. Podéis variar las medidas según la utilidad que queráis darle.

Material necesario:

  • 1 retal de tela (preferiblemente loneta o similar) de 42’5 cm de ancho x 25 cm de alto
  • 1 retal de fieltro de 42’5 cm de ancho x 25 cm de alto

Cortaremos dos piezas de la medida indicada (con 1 cm de margen de costura todo alrededor que ya está incluido) y las colocaremos totalmente extendidas con el derecho hacia arriba.

Doblaremos cada una de las piezas de la mitad hacia un lado con el propósito de coserlas por el lado más corto de extremo a extremo pero ¡ojo!, en la pieza de loneta dejaremos una abertura de unos 7 cm para poder dar la vuelta al cesto una vez lo tengamos cosido. Veréis que a partir de ahora iremos haciendo lo mismo en una pieza y en la otra.
Coseremos a la distancia del prensatelas (a pata) como se aprecia en la foto.

Una vez tengamos hecha esta costura, la centraremos y la plancharemos para que nos quede abierta. Entonces coseremos la parte inferior, también de extremo a extremo y en ambas piezas de tela por separado. De este modo nos quedarán dos bolsas planas.

Ahora procederemos a formar la base y para ello deberemos hacer unas marcas a 4 cm desde el borde lateral y desde la costura inferior. Las señalaremos tanto en un lado como en otro, teniendo 4 puntos en cada bolsa. Para traspasar la marca al otro lado nos podemos ayudar de un alfiler que clavaremos hasta traspasar el tejido hacia el otro lado y que nos servirá de referencia para señalar con el bolígrafo la siguiente señal.

Introduciremos el dedo en la esquina de la bolsa y aplanaremos la tela hasta ver los dos puntos dibujados que uniremos mediante una línea, formando así un triángulo. Coseremos por la línea dibujada. Haremos el mismo procediento con las otras 3 esquinas.

Daremos la vuelta a la bolsa de fieltro, quedando del derecho, y la introduciremos dentro de la de loneta haciendo coincidir la costura lateral y ajustando bien los bordes superiores de ambas bolsas.

Coseremos todo alrededor para unir ambas bolsas. Recuerda poner alfileres en el borde para sujetarlas muy bien.

Una vez las tengamos unidas, introduciremos una dentro de otra y daremos la vuelta al cesto por el agujero que hemos dejado.

Finalmente cerraremos el agujero con una puntada invisible.

Publicado en: Blog