CONSEJOS A TENER EN CUENTA ANTES DE EMPEZAR UNA LABOR

LA ELECCIÓN DE LA TELA:

Es interesante calcular la cantidad de tejido que vamos a necesitar antes de comenzar nuestra labor, para ello es recomendable hacer un pequeño esquema en un papel o mejor todavía, dibujar el patrón.

Al elegir la tela, hay que fijarse en dos cosas que influirán en la cantidad que tendréis que comprar:

  • El ancho de la pieza, ya que puede ser de 110 cm o de 150 cm (doble ancho), en el caso de los tejidos que se utilizan para hacer Patchwork, o incluso de 80 cm para tejidos de confección de prendas.  Los tejidos de tapicería como las lonetas tienen un ancho especial  y miden 280 cm.  Tenedlo en cuenta por si elegís este tipo de tela para confeccionar una tote bag, por ejemplo.

  • El dibujo del estampado, es decir, si su patrón (la repetición del dibujo) tiene una única dirección.  En este caso será muy importante no capicular los patrones de manera que las piezas queden con el estampado en el mismo sentido.

CARACTERÍSTICAS DE LAS PIEZAS DE TELA:

  • Conocer sus partes:

Es importante que sepamos distinguir las diferentes partes de las que está compuesta la pieza de tela, esto nos ayudará a colocar de forma correcta nuestros patrones.

Los tejidos de plana se forman al entrelazar los hilos de de la trama (ancho) con los de la urdimbre (largo).

  • Direcciones del hilo:

Sobretodo cuando confeccionemos prendas, es importante respetar la dirección del hilo de la tela.  La forma correcta de colocar los patrones sería paralela al orillo, es decir al recto hilo.  Esto nos proporcionará una mayor estabilidad del tejido y la caída adecuada.  Aunque realmente no siempre será así porque en función de nuestro diseño, podremos cortar las piezas de una falda al biés o los puños de una camisa a contra-hilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *