MONOGRÁFICOS DE COSTURA ONLINE SEPT-DIC 2020

Qué incluyen:

1. Una sesión online de 90 minutos de duración, en la que haremos la labor elegida paso a paso, siguiendo mis instrucciones y viéndolas a través de la pantalla.

2. El esquema explicativo de la labor que habéis elegido junto con el listado de materiales que vais a necesitar y que os enviaré por correo electrónico, una vez confirmado el pago.

3. Una vez terminada la sesión, recibiréis un enlace con acceso a un vídeo tutorial donde podréis ver de nuevo todo el proceso y poder repetir la labor tantas veces como queráis.

Dinámica de la clase*:

El día del monográfico, 10 minutos antes de la hora prevista, os llamaré a través de la aplicación de vídeo llamada (Skype) para que podáis conectaros con antelación a la sesión y empezar puntualmente. Os recomiendo que tengáis la máquina de coser preparada y las telas cortadas para poder hacer la clase más dinámica.

Durante la clase deberéis permanecer con el micrófono silenciado y activarlo en caso de que tengáis que hacer una pregunta.

Grupos reducidos de 4 personas máximo para garantizar la calidad de la conexión y de la atención a las participantes.

La sesión puede cancelarse o posponerse en el caso de que no se llegue a un mínimo de 2 asistentes.

Requisitos:

Se requiere conexión adecuada a Internet.

* Es muy importante que os aseguréis de vuestra conexión a Internet, ya que una vez iniciada la sesión y por el bien del resto de compañeras, hay que intentar evitar interrumpir la clase por problemas de cobertura.

TARIFAS:
Monográfico de 90 minutos 
– Precio de una sesión: 12,49 € (impuestos incluidos).

BONO 5: 49,95 € (impuestos incluidos). Pagas 4 monográficos y haces 5, cuando tú quieras (en función de horarios y disponibilidad). Validez hasta finales de 2020.

El pago del monográfico elegido se deberá realizar antes del inicio de la sesión mediante Bizum o transferencia bancaria.

Condiciones de cancelación. Puedes cancelar tu inscripción hasta 24 horas antes del inicio del monográfico. No se realizará ningún reembolso si la cancelación se realiza dentro de las 24 horas anteriores a la sesión o una vez enviada la documentación del monográfico.

Puedes consultar la programación de los monográficos en el apartado TALLERES.

Tutorial funda cepillo y dentífrico (nivel iniciación)

Este sistema de hacer fundas me encanta por varios motivos: No resulta muy difícil, no necesitas tener demasiado dominio de la máquina de coser y además, el resultado final es muy profesional. Puedes ir variando sus medidas y hacer distintas labores como, una funda para la tablet, un monedero, una funda para las gafas, un porta-sándwiches… Tan sólo tienes que acordarte del truco, me refiero a cómo hay que doblar las piezas antes de coserlas.

Material necesario:

  • 1 retal de 46×10 cm de sarga o loneta
  • 1 retal de 46×10 cm de tela plastificada o hule
  • 5 cm de cinta
  • 1 anilla
  • Botones de presión o velcro

Cortaremos dos piezas de la misma medida indicada en la foto. Una de ellas en tela plastificada o hule y, la otra en un tejido que tenga algo más de cuerpo, puede ser de sarga o loneta.

Encararemos una pieza con la otra haciendo coincidir derecho con derecho y las ajustaremos muy bien por los cantos.

Coseremos juntas las dos telas por el lado más estrecho y de punta a punta, como podéis ver en la foto de la derecha. Para guiarnos y coser recto, utilizaremos como referencia el borde del prensatelas cosiendo a pata (foto izquierda).

Plancharemos la costura abierta para que quede bien asentada y daremos la vuelta a las piezas para que nos queden con el derecho a la vista.

Ahora cogeremos la cinta y la doblaremos por la mitad para fijarla a 1’5 cm del lado que acabamos de coser. Pasaremos un pespunte a unos 3 mm del filo para que quede bien sujeta.

Para marcar la doblez que tendremos que hacer a continuación, colocaremos un alfiler a 17 cm del borde izquierdo de la tela superior, tanto arriba como abajo.

Ahora doblaremos la pieza superior (la de sarga) desde la marca de los alfileres hacia el borde que ya está cosido. Después doblaremos la pieza inferior (la de tela plastificada) de igual modo, quedando perfectamente alineada con la otra.

Coseremos las piezas dobladas por los laterales y parte del borde superior, donde dejaremos una zona sin coser para luego poder dar la vuelta a la labor.

Cortaremos las 4 esquinas con cuidado de no recortar el pespunte que acabamos de hacer y daremos la vuelta a la funda por la zona que hemos dejado sin coser.

Para calcular dónde tenemos que colocar los botones, os recomiendo introducir el tubo de pasta de dientes en el interior y así poder ver el volumen que ocupa.

Si no tienes botones de presión, puedes utilizar velcro.

Marcaremos en la parte exterior de la solapa un punto que será donde colocaremos el botón. (En la foto inferior podéis ver las piezas que necesitaremos para colocar el botón).

Cogeremos la pieza del botón que tiene pincho y la colocaremos en la marca. Luego introduciremos la pieza macho dentro y presionaremos con la máquina.


Para marcar dónde irá el botón en la parte inferior, cerraremos la solapa y ahí donde caiga el botón superior haremos una marca. Entonces seguiremos el mismo proceso para colocar la parte inferior del botón, pero esta vez introduciremos en el pincho, la pieza hembra.

Una vez colocados los dos botones ya tendremos terminada nuestra funda, sólo nos faltará poner la anilla en la tira lateral.

Tutorial estuche fácil (nivel iniciación)

Ésta es una buena práctica que siempre aconsejo a mis alumnas para aprender a coser cremalleras. Con dos retales de fieltro y una cremallera, puedes hacerte un estuche bien «resultón» 😉

Material necesario:

  • 2 retales de 21×12 cm de fieltro
  • 1 cremallera de 20 cm
  • 5 cm de cinta
  • 1 anilla

Cortaremos dos piezas de fieltro de la medida indicada. El margen de costura en este caso ya está incluido.

Colocaremos la cremallera en la parte superior de una de las piezas de fieltro, pero cuidado, debe coincidir el derecho de la cremallera con el derecho de la pieza de tela. Además, ajustaremos muy bien la cremallera con el borde izquierdo y el borde superior del fieltro.

Fijaremos muy bien la cremallera, para que no se mueva al coserla a máquina, con pinzas o hilvanándola.

Colocaremos el prensatelas para coser cremalleras y empezaremos a coser desde el borde superior de la tela hasta el final. Fijaros bien que para coser recto es importante que tomemos como referencia el canto derecho del prensatelas que nos coincidirá con el con el borde de la cremallera.

Ahora procederemos a colocar la otra pieza de fieltro en la otra parte de la cremallera.

Sujetaremos muy bien la cremallera y el fieltro y coseremos a máquina como hemos hecho anteriormente con la otra parte.

Una vez tengamos cosida la cremallera en ambas partes, plancharemos un poco por detrás las costuras para que nos queden bien asentadas y no se vayan hacia los dientes de la cremallera. Después para asegurarlas, paseremos un pespunte a unos milímetros del borde, como veis en la foto.

Y ya casi tendremos nuestro estuche terminado. Fijaros que nos tiene que quedar abierto así.

Antes de cerrarlo vamos a colocar la cinta doblada en lado izquierdo, justo por debajo del tirador de la cremallera, a 1,5 cm más o menos y la fijaremos con un pespunte o con un par de puntadas a mano

Pues ya podemos cerrar el estuche cosiendo los laterales y la base tal y como indico en la foto. Recuerda siempre dejar la cremallera abierta para poder luego, darle la vuelta. Una vez lo tengamos cosido, cortaremos el sobrante de cremallera y las esquinas de la parte inferior.

Cuando le hayamos dado la vuelta, tan sólo nos quedará colocar la anilla en la cinta que hemos cosido en el lateral.

Tutorial cesto de tela (nivel iniciación)

Continuando con labores fáciles, esta vez os propongo confeccionar un sencillo cesto de tela reversible. Podéis variar las medidas según la utilidad que queráis darle.

Material necesario:

  • 1 retal de tela (preferiblemente loneta o similar) de 42’5 cm de ancho x 25 cm de alto
  • 1 retal de fieltro de 42’5 cm de ancho x 25 cm de alto

Cortaremos dos piezas de la medida indicada (con 1 cm de margen de costura todo alrededor que ya está incluido) y las colocaremos totalmente extendidas con el derecho hacia arriba.

Doblaremos cada una de las piezas de la mitad hacia un lado con el propósito de coserlas por el lado más corto de extremo a extremo pero ¡ojo!, en la pieza de loneta dejaremos una abertura de unos 7 cm para poder dar la vuelta al cesto una vez lo tengamos cosido. Veréis que a partir de ahora iremos haciendo lo mismo en una pieza y en la otra.
Coseremos a la distancia del prensatelas (a pata) como se aprecia en la foto.

Una vez tengamos hecha esta costura, la centraremos y la plancharemos para que nos quede abierta. Entonces coseremos la parte inferior, también de extremo a extremo y en ambas piezas de tela por separado. De este modo nos quedarán dos bolsas planas.

Ahora procederemos a formar la base y para ello deberemos hacer unas marcas a 4 cm desde el borde lateral y desde la costura inferior. Las señalaremos tanto en un lado como en otro, teniendo 4 puntos en cada bolsa. Para traspasar la marca al otro lado nos podemos ayudar de un alfiler que clavaremos hasta traspasar el tejido hacia el otro lado y que nos servirá de referencia para señalar con el bolígrafo la siguiente señal.

Introduciremos el dedo en la esquina de la bolsa y aplanaremos la tela hasta ver los dos puntos dibujados que uniremos mediante una línea, formando así un triángulo. Coseremos por la línea dibujada. Haremos el mismo procediento con las otras 3 esquinas.

Daremos la vuelta a la bolsa de fieltro, quedando del derecho, y la introduciremos dentro de la de loneta haciendo coincidir la costura lateral y ajustando bien los bordes superiores de ambas bolsas.

Coseremos todo alrededor para unir ambas bolsas. Recuerda poner alfileres en el borde para sujetarlas muy bien.

Una vez las tengamos unidas, introduciremos una dentro de otra y daremos la vuelta al cesto por el agujero que hemos dejado.

Finalmente cerraremos el agujero con una puntada invisible.

Tutorial bolsa multi-usos (nivel iniciación)

Ésta es una de las labores que suelo enseñar a coser el primer día de clase. Me permite mostrarte cómo funciona la máquina de coser a la vez que pones en práctica todo lo que te estoy enseñando, porque serás tú misma la que confeccionará esta sencilla bolsa.

Material necesario:

  • 1 retal de popelín o similar de 45 cm de ancho x 32 cm de alto
  • 120 cm de cordón

Doblaremos la tela por la mitad encarando derecho con derecho y marcaremos el patrón en el revés de la tela.

Cortaremos así dos piezas de la medida indicada en el patrón, pero dejando 1 cm de margen de costura todo alrededor. Además haremos unas marcas (las indicadas en rojo) que será por donde no tendremos que coser para que luego pueda pasar el cordón.

Empezaremos a coser desde la parte superior de la tela y pararemos en la primera marca de color rojo, donde deberemos rematar bien fuerte. A continuación, seguiremos cosiendo a partir de la segunda marca, rematando muy bien, y continuaremos hasta la parte superior opuesta, quedando tan sólo sin coser la boca de la bolsa.

Una vez tengamos cosida la bolsa, haremos un zig-zag todo alrededor para que no se deshilache la tela, pero lo haremos un poco por debajo de la segunda marca roja.

Justo donde hemos empezado a hacer el zig-zag, haremos un pequeño corte hasta el pespunte, lo que nos permitirá abrir la costura hacia cada lado.

Coseremos mediante la puntada recta por encima de cada margen de costura con el objetivo de que se queden fijas a ambos lados.

Por último, haremos un dobladillo doblando primero 1 cm en la parte superior y volviendo a doblar hasta las marcas en línea discontinua negra del patrón (más o menos unos 7 mm por debajo del agujero del cordón). Después pasaremos un pespunte todo alrededor.

Finalmente, con un imperdible o un pasacintas, pasaremos 60 cm de cordón por cada lado dando toda la vuelta.

Así un cordón entrará por un lado y saldrá por el mismo. Recuerda que hay que pasar dos cordones, uno por cada lado o cada agujero, ya que esto nos permitirá poder ceñir la bolsa.

Tan sólo nos quedará hacer un nudo a cada extemo de los cordones y ya la tendremos terminada.

Descarga el patrón gratuito haciendo clic en la imagen.

De vuelta con las clases de costura creativa

Septiembre es un mes para empezar nuevos retos y nuevos cursos y como no, yo estoy de vuelta con las clases de costura creativa y las de introducción a la máquina de coser.

Toma nota de los horarios de este curso que comienza:

CLASES PARA ADULTOS

  • Miércoles de 18:30 a 20:30 h.
  • Viernes de 9:30 a 11:30 o de 11:30 a 13:30 h.

CLASES DE COSTURA INFANTIL

Jueves de 18 a 19 h.

Te espero en Hilo y Dedal de Castelldefels – C/ Juan de la Cierva, 28

Los beneficios de la costura en adultos y niños

Ayer, en una noticia de la televisión, hacían referencia a la pérdida de nuestra capacidad de concentración. Parece ser que en dos décadas, esta capacidad se ha reducido hasta un 50% llegando a que, en la actualidad, centremos toda nuestra atención en algo durante menos de 5 segundos.

Vivimos en una sociedad en la que no paramos de recibir estímulos por todas partes, y además gran parte de nuestro tiempo lo dedicamos a estar frente a una pantalla, ya sea o por trabajo o por ocio. Por lo que es importante que busquemos tiempo para desconectar de nuestros teléfonos y redes sociales para poder dedicarlo a hacer actividades que ayuden a recuperar esas capacidades perdidas.

De igual forma que nos sucede a los adultos, les ocurre a los más pequeños. Están demasiado tiempo “enganchados” a las pantallas, por lo que es necesario que las abandonen durante un rato para dedicar ese tiempo a tareas que les relajen.

Y aquí es donde cobra importancia la costura o cualquier otra actividad que podamos realizar con nuestras manos, porque todas ellas tienen una serie de beneficios a nivel mental, emocional, social y físico que no nos llegamos ni a imaginar:

  1. Aumenta la concentración y mejora la memoria
  2. Estimula la creatividad y desarrolla la sensibilidad
  3. Incrementa la paciencia y la perseverancia
  4. Relaja, por lo que disminuye el estrés y la ansiedad
  5. Favorece la motricidad fina
  6. Contribuye a mejorar la coordinación ojo-mano
  7. Desarrolla la percepción espacial y favorece el cálculo
  8. Mejora la precisión y la destreza manual
  9. Refuerza la musculatura de los dedos
  10. Aumenta la agudeza visual
  11. Mejora la autoestima y la confianza
  12. Fomenta las relaciones sociales y el trabajo en equipo

Ahora ya sabes, destina parte de tu tiempo a coser y…¡verás cómo mejora tu vida!